¿La crisis energética mundial será una oportunidad para Argentina?

Las exigencias de emisión de dióxido de carbono y el encarecimiento del petróleo y el gas ponen en jaque la recuperación económica en Europa, China y Estados Unidos. ¿Qué puede pasar en nuestro país?

La crisis energética es el gran tema de conversación a escala global y su impacto puede ser duradero. Mientras que el petróleo y el gas continúan su escalada de precios, sus consecuencias ya se hacen sentir: creciente coste de la electricidad, impacto inflacionario y posibles límites a la producción industrial.

El costo de electricidad está creciendo sostenidamente en el último tiempo por el endurecimiento de los objetivos climáticos de la Unión Europea y el aumento del gas, combustible utilizado para sustituir el carbón. La mayoría de los expertos cree que la tendencia alcista va a continuar, inclusive con el Brent que podría llegar a los 100 dólares el próximo invierno del hemisferio norte.

En este contexto, Vaca Muerta se convirtió en un potencial jugador de relevancia global por lo que la crisis energética mundial representa una gran oportunidad para la Argentina. Mientras que en Europa y Asia sufren la escasez de recursos energéticos para sostener la recuperación económica, las actividades industriales, la calefacción en hogares y el suministro eléctrico, Argentina puede sufrir en menor medida de la mano del impulso a la producción que brindarán la Ley de Hidrocarburos y el plan Gas.Ar.

Los especialistas destacan que en Argentina el 60 por ciento de la generación de energía eléctrica a gas y eso nos pone en buena posición. Se espera que en el futuro la Argentina tenga el potencial de exportación de gas vía gasoductos a los países vecinos.

De la mano de la Ley de Hidrocarburos, la producción Argentina de petróleo crecería hasta un 50 por ciento, es decir unos 250.000 extra a los 521.000 diarios que se producen actualmente por día. Por otro lado, se trabajará para expandir la red de gasoductos para que esta no sea un límite a la producción.

En un contexto en que autoridades del Gobierno Nacional señalan que el precio de la energía en Europa ya alcanza los u$s200 el Mwh, en Argentina el costo promedio anual ronda los u$s60 el MWh, por lo que se lograría evitar una crisis económica, financiera y social de grandes magnitudes.

Se prevé que las inversiones en materia de hidrocarburos continuarán creciendo en el futuro inmediato tanto en el apartado de la producción como en la distribución. El último informe energético de Ecolatina estimó que 2021 finalizará con inversiones en hidrocarburos por u$s5.500 millones, contra las u$s3.239 millones de 2020, un 70 por ciento de crecimiento. De esta forma, la crisis energética global podría tener un menor impacto en Argentina o inclusive blindarla gracias a los incentivos a la producción previstos en la Ley de Hidrocarburos.

«La movilidad sustentable no será una amenaza para las Estaciones de Servicio de acá a los próximos diez años»

Expertos del sector manifestaron que llevaría veintiocho años hacer que el parque de combustibles se transforme en eléctricos, y que…

¿Qué podemos esperar del negocio de Estaciones de Servicio para el año 2030?

En el encuentro nacional de operadores de YPF, cuatro especialistas intentaron brindar un panorama general de cómo será el negocio…
Abrir chat
Línea de consultas para Operadores
WhatsApp en red AOYPF
¡Escribinos!